Príncipes, dragones, princesas, orcos, brujas y otros seres, todos hemos oído hablar, nos hemos criado con sus historias, muchos han perdido el interés por ellos, pero otros, otros no. Desde siempre he tenido una imaginación bastante fértil, y me encanta recrear imágenes con gente real, llevar un poquito de fantasía a nuestra realidad.